Publicidad Televisiva Tepic NA

Cada vez más y más hogares en el mundo cuentan con un número aproximado de 2.5 televisores por domicilio y por eso que la televisión es el mejor medio de publicidad que la empresas pueden utilizar como estrategia...

Eikon Publicidad
01 (311) 133-12-04
Palmas No. 75 Col. Versalles Sur
Tepic, NA
 
Tecnología e Imagen
013114567911
laureles y gongora
Tepic, NA
 
DOPLER PRODUCCIONES
(311) 216-1141
veracruz 154 altos
Tepic, NA
 
LETTERA 2000
(311) 212-5633
morelos 231
Tepic, NA
 
Tecnología e Imagen
(311) 456-7911
Laureles y Góngora 226
Tepic, NA
 
TANDEM modelos & edecanes
01311-1330248
Guadalajara No. 150 nte Centro
Tepic, NA
 
europublicidad
cel 3111206830
nicolas bravo # 107
tepic, NA
 
Organización Publicitaria del Estado de Nayarit
(311) 122-0162
pipila 17 colonia independecia
tepic, NA
 
Skull Graphics
(311) 133-2196
Acacia 152, Col. San Juan
Tepic, NA
 
POSTER MEDIA
(311) 212-1600
juarez 66
Tepic, NA
 

Publicidad Televisiva

Es frecuente ver que en una casa de clase media, los hijos del hogar tiene cada uno una televisión, así como la que se encuentra ubicada en la sala, creando con esto un centro de reunión entre los miembros de la familia. Esto trae como consecuencia que cada vez más y más gente considere que la televisión no solamente es un medio maravilloso para comunicarse sino que además se convierte en el mejor medio para acceder a un grupo cada vez más numeroso de individuos que entonces conforman su mercado meta. ¿Cómo funciona la publicidad en televisión? La publicidad mediante la televisión tiene un sistema muy simple; mediante la transmisión repetitiva de anuncios o cápsulas comerciales se transmite una historia o un mensaje breve que incitará a los televidentes o mercado meta a adquirir o usar el producto o servicio de forma constante y reiterativa. En muchos casos las agencias publicitarias así como las empresas buscan crear pequeñas historias que puedan a su vez ser partidas en segmentos para ser transmitidas por los canales televisivos. Esto es usualmente muy buena idea ya que hacen que el espectador esté buscando y pendiente de los anuncios para poder enterarse del resto de la historia. Sin embargo, tiene un aspecto negativo, ya que el televidente, al estar pendiente de los cortes comerciales estará pendiente también de los comerciales que sean transmitidos en el mismo horario. Esto significa que el mercado potencial estará también expuesto a los anuncios comerciales de la competencia, ocasionando inadvertidamente un buen posicionamiento de la competencia en el mismo mercado meta que se pretende acaparar. Por tanto, es un riesgo constante el provocar y crear nuevas historias para ser transmitidas en los cortes comerciales alternando con la competencia. De tal forma, es importante que si bien las campañas televisivas sean una piedra fundamental de toda la campaña publicitaria y mercadotécnica, no se conviertan en el único recurso o herramienta con el que se cuenta. Con cuánto tiempo se cuenta? Los anuncios televisivos pueden durar varios segundos hasta varios minutos. Todo dependerá del tipo de campaña televisiva que se quiera lanzar, el horario en el que se quieren insertar los comerciales y el capital con el que cuenta la compañía que lanzará el producto o servicio a través de anuncios comerciales televisados. • el tipo de campaña televisiva. Esta dará una visión determinada al resto de la campaña. Por ejemplo, en el caso de campañas de ocasión (que están ligadas a una fecha a celebrar en el calendario internacional, como Navidad) requieren usualmente de algún tipo de efectos especiales así como de la creación de ambientes interactivos donde los elementos de regalo (promociones especiales) se conviertan en objetos más atractivos no solamente para los consumidores adultos quienes los conservan por motivos de colección como para los consumidores infantiles para quienes éstos objetos son un momento precioso. Estas limitantes y consideraciones se deben tener en cualquiera de los tiempos del año. Si en la campaña mercadotécnica como en la publicitaria se tiene contemplado un “bono” o “regalo” es necesario establecer una relación directa entre el producto y el regalo. Sin embargo, en muchas ocasiones la empresa no considera que sea necesario tener o lanzar una campaña de refuerzo mediante la televisión y el uso de apoyos resulte necesario. En éstas ocasiones, las compañías deciden dejar “la artillería pesada”(los apoyos televisivos) para campañas pesadas y profundas como sucede durante las temporadas en el calendario que son de festividades internacionales (Navidad, Halloween, Día de la Madre). • El capital con el que se cuenta. Los anuncios televisivos no son baratos; es importante considerar que a diferencia de los anuncios impresos como los de las revistas, los cartelones e incluso los gráficos que se usan en los anuncios espectaculares los anuncios que son transmitidos en televisión requieren de más elemento para su adecuada consecución. Entre los elementos que son necesarios para crear un anuncio televisivo adecuado y exitoso están la luz, el tipo de cámara así como la ambientación (ésta no solamente consiste en el lugar en donde se filma o graba el anuncio publicitario sino también a la indumentaria y otros elementos o accesorios que harán creíble el anuncio). La mala ubicación de éstos elementos así como la falta de cualquiera de éstos puede destruir incluso la mejor campaña publicitaria o mercadotécnica. Esto conlleva a la cantidad de dinero con el que cuenta la empresa para realizar éstos anuncios. Cuando una campaña requiere de elementos clásicos o de ambientación antigua, éstos mismos deberán manufacturarse o rentarse a personas o instituciones que ya los tengan; por lo mismo, el costo de incrementa. Finalmente terminado el anuncio comercial y antes de ser transmitido por televisión es necesario determinar la frecuencia con la que serán transmitidos por televisión así como la frecuencia televisiva que será usada. Esto es importante ya que no todos los canales tienen una cobertura nacional; algunos son de cobertura local (ya sea estatal o por ciudad) consecuentemente, esto afecta en el costo del tiempo aire por minuto en televisión. • El horario de transmisión. Legalmente los anuncios que estén relacionados con actividades “sólo para adultos” (beber y sexo) son transmitidos después de las 10 de la noche en cualquier país del mundo. Esto es parte de la tendencia de los diferentes gobiernos para proteger la moralidad y la inocencia de los niños residentes en sus países. De tal forma, es importante no perder de vista que el horario hace una gran diferencia en cuanto al alcance que la campaña televisiva tendrá en el mercado meta que se quiere alcanzar. Un mercado meta infantil deberá ser segmentado por edades, ya que los niños que están en edad preescolar se encontrarán en casa o en la casa de familiares, vecinos o amigos durante las horas de la mañana que es cuando las madres que son amas de casa se encuentran también disponibles y usualmente siguiendo la barra televisiva matutina. Evidentemente no tiene ningún casi ni beneficio el usar el horario matutino para obtener un acercamiento al público que se encuentra en la tarde, generalmente niños en edades pre-adolescentes. ¿Son caros los anuncios en televisión? El tiempo de duración del anuncio, así como la frecuencia televisiva que es usada y la elaboración del mismo tienen un efecto directo en el costo total del mismo, por lo que empresas que son pequeñas o que están lanzando productos nuevos usualmente no basan sus campañas en éste medio sino hasta la tercera o cuarta etapa del mismo. Por supuesto, si la idea es lanzar una historia segmentada, la campaña televisiva tendrá un costo mucho más elevado que si se contenta la empresa con lanzar dos o tres spots diferentes que tengan relación con el producto más no relación entre sí. ¿Son mejores las historias que los anuncios independientes? El realizar una historia que sea segmentada y transmitida en diferentes horarios para llegar a toda la familia a lo largo del día es uno de los recursos más utilizados cuando se necesita elevar drásticamente el consumo o contratación de un servicio o producto específico. Claro que no solamente se trata de crear una historia cualquiera, sino que tiene que estar estrechamente relacionada con la generalidad de la campaña. De tal manera que si el tema de la campaña es el rescate ambiental, los anuncios televisivos tienen que versar al respecto, de lo contrario, se creará una contra campaña que ocasionará el efecto contrario al deseado. Por su parte, los anuncios separados pueden ser una buena ayuda en cuanto a permitir avanzar y modificar la campaña para acomodarse más fácilmente a las tendencias cambiantes en un mercado meta que es altamente exigente como es el caso de los jóvenes. Este mercado meta tiene muchas variedades y tiene, igualmente, amplios límites de cambio de valor. Por ello, es más fácil llegar a éste mercado meta mediante el uso de anuncios televisivos independientes que mediante el uso de una sola historia. ¿Qué otras tácticas son empleadas con los anuncios televisivos? Uno de las tácticas más socorridas por parte de los anunciantes televisivos es la especulación. Para crear especulación por un anuncio comercial se busca primero desarrollar una buena historia, misma que se segmenta y los segmentos son transformados en anuncios comerciales televisivos que son realizados con altas tácticas y habilidades tecnológicas para hacerlos muy llamativos. Una vez que la historia se ha segmentado se escoge uno de los elementos, ya sea de la mitad de la historia o del final de la misma para transmitirse con una frecuencia que sea solamente se un cuarto de lo que se transmitirán los demás segmentos. La transmisión del segmento escogido se realizará de acuerdo a un calendario y a una estrategia, transmitiéndose cada vez más frecuente una vez que la etapa de la campaña esté llegando a su fin. ¿Cuántas veces se deben cambiar los anuncios televisivos? Estos deberán cambiarse con la frecuencia y de acuerdo al programa y al calendario establecido para el desarrollo de la campaña publicitaria y de mercadotecnia. Es importante recordar que una campaña exitosa está compuesta de varias etapas; en cada una de éstas se puede hacer un cambio de anuncio televisivo.